Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Historia de la imprenta

El pasado 3 de febrero se cumplieron 546 años de la muerte del alemán Johannes Gutenberg, inventor de la imprenta moderna. Pero, ¿cómo ha llegado la imprenta a ser lo que hoy conocemos? Hagamos un breve repaso de la historia desde la invención de la imprenta hasta nuestros días.

¿Cómo surgió la imprenta?

Hasta el siglo XV, la única forma de difusión de los textos era a través de copias manuscritas realizadas por monjes, normalmente los únicos que sabían leer y escribir.

Hay antecedentes de escritura con signos en la Antigua Roma entre los años 430-440 a.C, que consistían en sellos con diferentes formas para imprimir sobre arcilla. Muchos años después, sobre el 1040, en China se diseña el primer sistema de imprenta gracias al papel de arroz.

Aproximadamente en 1440 se busca en Europa un sistema para reproducir manuscritos de forma mecánica, debido a las crecientes demandas culturales. La burguesía de la época consideraba saber leer un signo de buena posición social. La introducción del papel en Europa en el S. XI también ayudó al desarrollo de la imprenta.

Técnicas de impresión

letras-imprenta

Johannes Gutenberg fue pionero en introducir una imprenta con caracteres de metal que formaban un abecedario perfecto. Esto supone un gran adelanto, puesto que da resistencia y precisión a las letras. Estas eran móviles, intercambiables y reutilizables, por lo que se podían crear copias de los manuscritos en un periodo de tiempo más corto de lo habitual.

La nueva imprenta de Gutenberg se difundió rápidamente por el resto de Europa. Durante cuatro siglos la producción fue totalmente artesanal, a través de una “caja de impresor”, dividida en cajetines donde se sitúan los distintos caracteres. Realizada la composición de una línea, se cambiaba la distribución y se volvía a empezar.

Evolución de la imprenta

Fue a partir de la revolución industrial cuando todo el mundo empezó a tener acceso a la prensa escrita, por lo que la imprenta recibió un empujón definitivo, teniendo en este periodo de tiempo su mayor auge. La producción sube considerablemente y los avances tecnológicos son cada día más frecuentes.

imprenta-rev-industrial

Actualmente la impresión se basa en esos principios que un día nos enseñó Gutenberg, con todos los avances tecnológicos que nos proporciona la era moderna, pudiendo combinar impresión offset con impresión digital aprovechando todas las ventajas de cada uno de estos modos de impresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *