Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

7 consejos para diseñar un logo

Un logo es la parte más visible de nuestra empresa, la primera impresión que los clientes tendrán de nuestro negocio y la carta de presentación que les ofreceremos. La mayoría de las veces el logo no es cuestión sólo de diseño, sino también de crear una estrategia que permita que esa impresión sea positiva y recurrente.

Para eso recomendamos tener en cuenta una serie de puntos imprescindibles:

SIMPLICIDAD

Nuestro logo tiene que ser lo más sencillo posible, de un vistazo nuestro cliente se tiene que llevar una impresión correcta de nuestra empresa, cuando más sencillo sea el logo, mejor conectará con nuestro público.

Para ellos debemos evitar fotografías e incluir sólo elementos gráficos simples. Las fotografías ofrecen millones de colores que son muy difíciles de procesar y de retener por nuestra mente.

NO COPIES. DIFERÉNCIATE

diferenciate

Bajo ningún concepto nuestro logo debe ser una copia de otro, debe activar el pensamiento del consumidor por sí mismo y no hacer que le venga a la cabeza otra marca, debe reforzar nuestra presencia en el mercado. Busca diferenciarte por medio de un logo ágil y dinámico, que no provoque aburrimiento en un primer vistazo.

TIPOGRAFÍAS

En el relación con lo anterior, debemos usar sólo un tipo de letra, como mucho dos en caso de que nuestro logo incluya un eslogan, que sea sencilla y lo menos recargada posible. Para conectar con el cliente necesitaremos que nuestra fuente sea lo más legible posible y fácil de recordar.

COLORES

colores

Cada color refleja una emoción diferente, cada empresa transmite una impresión distinta, por tanto hay que tener en cuenta estos aspectos a la hora de elegir un color para tu logo. Deben ser preferiblemente colores planos, sin degradados ni transparencias. Usa dos colores, como mucho tres, no abrumes a tu cliente con una amplia gama de colores que no podrá retener.

A la hora de elegir tu color ten en cuenta que este irá plasmado sobre distintos tipos de superficies, y aun así deberá seguir siendo legible.

QUE SEA FUNCIONAL

Como ya hemos dicho, nuestro logo deberá ser adaptable a cualquier superficie, tanto en una tarjeta de visita, impreso en un boli, o en el lateral de un camión. por tanto, es aconsejable crear varias versiones para descartar aquellas ideas que no sean del todo correctas.

ATEMPORAL

Tu logo será la tarjeta de presentación de tu empresa durante toda su existencia, no sigas modas y crea un logo sencillo y funcional que aguante perfectamente el paso de los años.

DALE UN TOQUE INCREÍBLE

¿Quién no conoce la vaca morada de Milka? Si consigues dar a tu logo ese toque mítico e increíble conseguirás que se grabe en la mente de todo aquel que lo vea.

Como véis, la creación de un logo corporativo no es algo que se deba tomar a la ligera, marcará la primera impresión de nuestros clientes y reflejará nuestros principales valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *